Hace un año decidimos recorrer el famoso camino de Santiago de Compostela. Este camino es conocido mundialmente por muchos peregrinos y personas de la religión católica desde el siglo x. Resulta que un peregrino llamado Santiago que recorrió este camino con el fin de llevar el cristianismo a toda Europa, sin embargo el desenlace no fue del todo agradable ya que fue asesinado por el Rey Herodes y nunca se dió a conocer el lugar de su muerte. Años después otros peregrinos la encontraron en medio del bosque y ésta fue visitada hasta por el Rey Alfonso de España y otros mas. Y así fue cómo la historia le dió la relevancia y su fama entre los católicos. ¡Tan sólo en 2018, fue recorrido por 327.378 peregrinos!

En este post les comparto algunos puntos relevantes que deben de saber para planear su camino antes de ir, por si se llegan a animar.

Concha de vieira: La concha nos indica la dirección que hay que tomar para llegar a Santiago de Compostela. Las hay por todos lados, calles, árboles, paredes, piedras.

No es un solo camino, en realidad existen varios.

Fuente: www.elcaminoconcorreos.com

Los principales:

Camino Primitivo: Con una distancia de 268km es la ruta más antigua del Camino de Santiago, empieza por Oviedo y cruza Galicia hasta Palas del Rei en donde se fusiona con el Camino Francés.

Camino Francés: Con una distancia de 775 km, éste es el más famoso, por así decirlo. La película de “The Way” “I’ll push you” y libros como “El peregrino de Compostela” de Paulo Cohelo han contribuido a su fama. Este camino empieza en Saint Jean Pied de Port, Francia.

Camino del Norte: Con una distancia de 815 km recorriendo toda la costa peninsular o costa cantábrica, entre pueblos pesqueros, ciudades espectaculares como Bilbao y comida local. Empieza en Irún, frontera con Francia.

Camino Inglés: Con una distancia de 155km, puedes empezar en Ferrol o en A Coruña. Como lo dice su nombre, es un camino que toman los peregrinos originarios de Irlanda y Reino Unido. Mar y montaña.

Camino Portugués: Con una distancia de 119km, empieza en Porto y Tui, cruza por Santarém (última ciudad en permanecer bajo dominio árabe. También puedes empezarlo desde Lisboa, 604 km.

Camino vía de la Plata: Con una distancia de 705km, empieza en Andaluza. “El camino empedrado” que guarda historia milenaria porque fue transitado por las divisiones romanas hasta la invasión árabe.

Existen más variantes, en realidad tú puedes elegir, fusionar o empezar desde donde tú quieras, siempre y cuando cumplas con los km mínimos para obtener tu Compostela, documento eclesiástico que certifica el recorrido que has realizado hasta Santiago de Compostela. Para validar tu recorrido revisan tu credencial de peregrino (es un pasaporte), en donde tienes que recolectar sellos que consigues en iglesias, tiendas, bares, restaurantes, albergues y hoteles.

Modo: ¿Caminata o Bici? Se puede recorrer caminando, en bicicleta o una fusión de ambos. Al año lo recorren mas de 20,748 personas en bici (distancia mínima para la Compostela de 200 km)y mas de 306,064 caminando(distancia mínima para la Compostela100 km). Nosotros decidimos irnos por la bicicleta porque no teníamos muchos días y habíamos estado entrenando bicicleta meses antes para estar preparados. Aquí puedes encontrar más estadísticas.

Presupuesto: ¿Albergue, hostal u hotel? Hoteles: A mi parecer son la mejor opción y hay gran variedad de categorías y precios. Nos resolvieron el tema del desayuno incluido, en todos buffet y muy completo. La mayoría cuenta con SPA y después de horas en bicicleta a nadie le cae mal un par de horas de relajación en el jacuzzi, sauna o vapor. El mejor: “Hotel Blanco”

Casas de huéspedes: No son hoteles ni hostales. Son amplias casas donde te reciben los mismos dueños que por cierto son muy amables y serviciales, te explican todo lo necesario, te dan consejos y hasta te ayudan con algo que necesites del camino. En nuestro caso nos tuvimos la oportunidad de quedarnos en una Finca, “Finca el Remanzo”, el Sr. Jorge, dueño de la casa fue nuestro anfitrión y su trato hacia nosotros fue espectacular. Nos llevó a conocer sitios importantes y reconocidos por los locales. Fuimos a una cascada, a una mina y a su pueblo natal . Nos hizo el favor de llevarnos a la central al día siguiente a dejar unas maletas y también nos ayudó a entregar las bicicletas que rentamos con el Bicigrino. También disfrutamos mucho “x” en Ribadeo.

Albergues: Son los lugares más económicos, puedes conocer a otros peregrinos pero cuida mucho en dónde te quedas, no querrás pasar la noche sin dormir. Por la misma razón de que van muchos peregrinos que quizá no han podido tomar una ducha en días no quieras pasar la noche con vecinos en tu colchón, sabes a que me refiero. Ten cuidado no querrás pasar una mala experiencia. Asegúrate antes que las sábanas estén intactas.

Días: Para planear las “etapas” o recorridos de un lugar a otro. Las etapas varían del modo en el que vayas a hacer el camino, pueden ser más o menos, depende de cómo quieras organizarlo, si vas solo o en grupo.

Kilómetros: Kilómetros diarios. Lo mejor es que empieces de menos a más para que sea más fácil para tu cuerpo y mente avanzar en el camino. Nosotros hicimos de 40 a 60km por día, depende de la condición física y plan de cada quién.

Terreno y relieve: ¿Costa o montaña? Lo mejor es que agregues tus etapas en Google Maps para que veas los metros de subida y bajada, es muy importante.

Ejemplo de relieve — Google Maps
Aquí el link de la ruta

Día 1: Oviedo a Avilés

Día 2: Áviles a Cudillero

Día 3: Cudillero a Canero

Día 4: Canero a Navia

Cenas exquisitas —Hotel Restaurante Canero

Día 5: Navia a Ribadeo

Para refrescarte encuentras jugo de manzana o cerveza bien fría en tus paradas.

Día 6: Ribadeo a Mondoñedo

Pulpo a la Gallega, nuestra recompensa al final del día

Día 7: Mondoñedo a Lugo

“Catedral arrodillada” en Mondoñedo es llamada así por sus perfectas proporciones y pequeña altura — 1219

Día 8: Lugo a Palas del Rei

Caminando sobre la carretera después de una nevada.

Día 9: Palas del Rei a Santiago de Compostela

Nuestra última parada para cenar: A Cantina

Ni mosquitos, ni lluvias, ni nevadas. El mejor mes para recorrerlo es en Octubre, claro que es importante que tomes en cuenta que todos los años son diferentes, pero lo mejor es ir a final de temporada. Antes del 2 de Noviembre, después muchos hostales y hoteles cierran y empiezan las nevadas.

Definitivamente esto fue de lo mejor del viaje. Sin duda alguna, la parte norte de España tiene mucho que ofrecer. Mariscos frescos, frutas jugosas, platos abundantes como el famoso Cachopo de Oviedo y un sin fin de pinchos te esperan. Nos volvimos expertos en comer “Pulpo a la Gallega”, conforme íbamos avanzando en la ruta el sabor y preparación mejoraban. Exquisito todo.

Sus distintos colores verdes de los campos y bosques, su historia y ruinas romanas. Su cultura, su gente. Sus playas desoladas, sus atardeceres. La magia del camino del peregrino.

Recomendaciones:

  • Entrena antes de ir, o al menos acostúmbrate a levantarte temprano 7am y tener un buen hábito del ejercicio para tener condición. No te arriesgues a ir sin preparación, aparte que te puedes lastimar, se va a hacer tedioso e incluso no podrás concluir el camino.
  • Si no llevas bicicleta propia, te recomiendo contrates Bicigrino tienen variedad en bicicletas specialized, alforjas, herramientas y cascos. Excelente servicio por cierto.
  • Reserva con anticipación. Como todo, entre más cercana la fecha más caro y menos disponibilidad en hospedajes.
  • Compra tu equipo meses antes. Botas, mochila, impermeables.
  • Viaja ligero. Lo indispensable. No más de 7 kilos.
  • Compra fruta antes de empezar tu camino y desayuna lo suficiente.
  • Contrata paq mochila, el mejor servicio para los peregrinos. Si estás indeciso en qué llevar o vas a continuar tu viaje después del Camino de Santiago, entonces contrata este servicio. Ellos pasan a recoger tu mochila en cada hotel y te lo dejan en el próximo, es una maravilla.
Duraznos, manzanas, peras, plátanos, fruta fresca y local.

Hoy en día, existen muchas facilidades para los peregrinos con el fin de que tengan una mejor experiencia.

Depende de cómo lo realices. El sacrificio está en la debilidad de cada uno, si tu debilidad es levantarte temprano y no lo haces durante el camino pagarás las consecuencias con horas de sol, retrasos, cansancio y menos descanso. Es una prueba personal de cómo piensas y actúas. La mente juega un papel muy importante en este punto. Recuerda que la actitud juega un rol muy relevante pero quizás aquí te caiga el veinte de que no todo es actitud.

Después de hacer el camino considero que para que sea un sacrificio es recorrerlo caminando, acampando y comiendo de la comida que cargas en tu mochila. ¿Suena complicado? ¡Habría que hacerlo para comprobarlo!

Y tú, ¿lo recorrerías?

Escríbeme si tienes alguna duda o pregunta para ayudarte en tu próximo viaje. Comparte tu experiencia en los comentarios.

#WomeninTech #Travel #Foodie #ProductManagement #UX

#WomeninTech #Travel #Foodie #ProductManagement #UX